El Jefe de la UME, agradecido con los nazarenos y sus autoridades

0
1194
UME

El Jefe de la UME afirma que muchos efectivos de la Unidad residen en Dos Hermanas

El Ejército ha sido uno de los grandes implicados en la lucha contra el Covid-19 y, en particular, una de sus unidades: el Jefe de la UME, el Teniente Coronel José Miguel Garcés Menduiña, ha dirigido las actuaciones en diferentes lugares, como responsable del II Batallón de Intervención en Emergencias de la UME, con sede en Morón de la Frontera. La unidad está compuesta por 648 militares de los cuales 484 destinados en la Base Aérea de Morón y 184 militares destinados en el destacamento que la Unidad tiene en Canarias (Unidad de Intervención en Emergencias Canarias/UIEM-CANARIAS), en las Base de Gando (Gran Canaria) y Los Rodeos (Tenerife).

El Jefe de la UME nos cuenta que en la Operación BALMIS – así denominada la tarea en la lucha contra la pandemia provocada por el coronavirus- se han desplegado en torno a 250 militares diarios pertenecientes a esta Unidad.

El Teniente Coronel Jefe de la UME responde a nuestras preguntas:

¿Qué tareas están desarrollando los efectivos de la UME frente al Covid-19?

Las tareas que se han realizado han sido fundamentalmente en tres ámbitos. En primer lugar, en el ámbito de la información y la concienciación a la ciudadanía sobre la necesidad de cumplir con las medidas preventivas que se impusieron tras la declaración del Estado de Alarma; en este sentido, creo que podemos estar orgulloso porque el comportamiento de nuestros conciudadanos, en líneas generales, ha sido ejemplar.

Por otro lado, se han realizado labores de desinfección en múltiples instalaciones, principalmente en Residencias de mayores, sin duda las instalaciones más vulnerables al Covid-19, pero también en Centros Hospitalarios y de Salud, Residencias de Menores, Residencias de personas con discapacidad y en estaciones de transportes. Lo que se ha pretendido con estas actuaciones es reducir al máximo las posibilidades de contagio en los lugares que podíamos considerar de mayor riesgo.

Y, por último, nos encontramos realizando tareas de intercambio de conocimientos. Tras semanas de trabajos en un escenario nuevo y complejo como el que nos ha presentado con este virus, todos hemos acumulado una valiosa experiencia y extraído muchas lecciones. Es necesario ahora compartir e intercambiar esa experiencia con otras entidades y organismos a efectos de que todos podamos perfeccionar nuestros procedimientos. En este sentido, se han programado intercambios formativos con números parques y Consorcios de Bomberos de toda Andalucía. La colaboración efectuada la semana pasada con los bomberos de Dos Hermanas, la primera que hemos realizado por parte de nuestro Batallón en Andalucía, ha sido un éxito en este sentido, y sin duda ambas instituciones hemos salido reforzadas para poder afrontar con mayor eficacia nuevas intervenciones.

En Dos Hermanas, en concreto, ¿en qué zonas se ha trabajado?

Se ha intervenido en Hospital San Agustín y Hospital El Tomillar; en varios Centros de Salud y en las estaciones de ferrocarril, así como en Residencias de Personas Mayores (Residencia San Juan de Dios, Residencia Emera Macarena, Residencia La Motilla, Residencia Eustaquio y Residencia Nuestra Señora de los Remedios) además de en residencias de atención a personas con alguna discapacidad (ASAS y ASPACE).

¿Habían contemplado que podían actuar en un escenario con estas características?

Las emergencias son imprevisibles. Por eso, no se puede nunca descartar ningún escenario de actuación. En el caso de la UME, y en previsión de que se tuviera que intervenir ante riesgos biológicos, desde 2013 se dispone de una unidad especialmente diseñada, equipada y adiestrada para actuar en emergencias de naturaleza química, nuclear o biológica: el Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medio Ambientales (más conocida por sus siglas, GIETMA) que tiene su sede en Madrid. Igualmente, el Ejercito de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire disponen de unidades NBQ, preparadas para actuar en ambientes de contaminación biológica, química o radiactiva, que también se han puesto de manera inmediata a trabajar en beneficio de esta emergencia sanitaria.

¿Cómo ha sido preparada la UME para luchar contra este enemigo invisible?

En primer lugar, hay que decir que la formación básica de cualquier militar incluye el conocimiento de nociones que le facultan para realización de trabajos en ambientes contaminados. Sobre la base de estos conocimientos iniciales, y haciendo un rápido esfuerzo de flexibilidad y adaptación, se han configurado nuestras unidades. En el caso de la UME, se ha utilizado al GIETMA -antes mencionado- la unidad más cualificada de la UME en estas actuaciones, como el embrión sobre la base del cual el conjunto de la UME, a lo largo de todo el territorio nacional, ha reconfigurado sus unidades y adaptado sus procedimientos a los nuevos retos que se nos han presentado.

A medida que transcurren los días, ¿van cambiando las formas y sistemas de trabajo?

Por supuesto. Como consecuencia de la experiencia que se va adquiriendo se mejoran los procedimientos y también los materiales. Además, hemos estado en contacto con otros batallones de la UME de forma que las buenas prácticas implementadas por otras unidades sean también aplicadas por nuestra parte. Entre las mejoras que se han implementado podemos destacar la adquisición de nebulizadores para el empleo de biocidas en la desinfección o la instalación de difusores a algunos de los vehículos de nuestra unidad con para la pulverización de hipoclorito sódico.

¿Cómo está siendo la coordinación con las autoridades civiles?

La coordinación con las autoridades competentes está siendo excelente. Diariamente un representante de la UME toma parte en la reunión de coordinación que, en formato video conferencia, preside la Delegada del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Andalucía y a la que asisten las principales autoridades de la Junta y locales con competencias en esta crisis sanitaria. La comunicación ha sido fluida, siendo necesario destacar el espíritu colaborativo que siempre ha obrado con todas las instituciones con las que hemos tenido que trabajar

En especial, ¿con las competentes en nuestra localidad?

Igualmente podemos destacar una excelente coordinación. Hay que decir que tenemos una especial vinculación con la ciudad; no en vano, somos, en cierta medida vecinos. Nuestra Unidad está ubicada en la Base Aérea de Morón y muchos de nuestros soldados son vecinos de esta ciudad. Quiero agradecer también a la población de Dos Hermanas, igual que al resto de los ciudadanos de otras localidades, el cálido acogimiento y el cariño que nos dispensan, las muestras de afecto han sido múltiples, lo cual agradecemos y nos refuerzan aún más para seguir trabajando en la resolución de esta crisis.

¿Y con el resto de miembros del Ejército?

En una situación tan crítica como la que vivimos en España, el conjunto de las Fuerzas Armadas han sido movilizadas y puestas a disposición de las necesidades del pueblo español. En este sentido, todas las unidades militares han sido coordinadas desde el Mando de Operaciones (MOPS), que ha distribuido cometidos efectuando la distribución de los medios disponibles.

La sociedad, ¿cree que está reconociendo la labor de esta Unidad Militar?

Sin duda. Las muestras de agradecimiento han sido continuas y constantes. Creo que el conjunto de la sociedad aprecia y reconoce el trabajo de todos los que contribuyen a minimizar los efectos del Covid, no sólo a los militares, sino también al personal sanitario, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, protección civil, y largo etcétera.

Los integrantes de esta Unidad, ¿cómo se sienten ante la labor que realizan en la denominada Operación Balmis?

La vocación de servicio nuestros soldados es indiscutible. Para un militar, trabajar en beneficio de España, sobre todo en una situación tan crítica como la que nos encontramos, es nuestra máxima aspiración profesional, por lo que nos encontramos totalmente realizados con el trabajo que realizamos.

¿Qué balance realizaría cuando ha pasado más de un mes de su trabajo al frente de esta emergencia?

Esta crisis sanitaria ha supuesto para numerosas familias mucho dolor por la pérdida de sus seres queridos. En este sentido, es una gran tragedia, que todos recordaremos con gran pena y tristeza. Pero quisiera ser optimista, dentro de las tristes circunstancias que nos toca vivir y resaltar las cosas positivas que de una crisis siempre debemos extraer. Y en este sentido, quisiera reconocer el encomiable el trabajo, desinteresado y sin horas, que tantos profesionales de la sanidad están realizando, creo que ellos están siendo los verdaderos héroes en esta guerra. También creo que es de justicia destacar la respuesta que ha dado el conjunto de la ciudadanía que, de forma rigurosa y disciplinada, ha cumplido con los preceptos impuestos por el estado de alarma. Creo que esto es algo de lo que todos, como españoles, debemos sentirnos orgullosos.

Print Friendly, PDF & Email