Fernando Ávila Jiménez publica su primera novela ‘El publicista’

0
761
Fernando Ávila Jiménez

Fernando Ávila Jiménez es profesor del IES Gonzalo Nazareno

Fernando Ávila Jiménez ha publicado su primera novela, que lleva por título ‘El publicista’. El autor es Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y profesor de Lengua y Literatura en el IES Gonzalo Nazareno. Su vocación por las letras le ha acompañado a lo largo de su vida y ahora se ha lanzado al mundo editorial.

Fernando Ávila Jiménez ha creado una novela de intriga, desarrollada en Nueva York en la que trata de diseccionar los complejos mecanismos psicológicos del ser humano. El autor responde a nuestras preguntas.

¿Cómo surgió la idea de escribir una novela?

Recuerdo perfectamente cómo comenzó esta aventura. Estaba un día en el gimnasio cuando, en uno de esos descansos que te concedes entre ejercicio y ejercicio, proyectaron sobre uno de los televisores de la sala deportiva una serie de imágenes sobre Nueva York. Acababa de celebrarse la famosa maratón de la ciudad. A continuación, ofrecieron un anuncio publicitario, de esos que destacan por su belleza. Me trasladé inmediatamente a mis años de Universidad y me acordé con cariño y cierta nostalgia de las asignaturas de Publicidad que teníamos en la carrera. Y, surgió la idea, como un relámpago y después fui dándole forma. vas a encontrar.

Así surgió la idea, y así le fui dando forma. Ese día publiqué esos mismos párrafos en forma de entrada en mi muro de Facebook. Lo acompañé de una hermosa foto de Nueva York. El resultado fue maravilloso y, la aceptación entre mis amigos, bastante notable.

La siguiente pregunta que me hice fue: ¿y por qué no publicas entradas todos los días? Dicho y hecho. Me puse a esta tarea diariamente y pronto me puse a trabajar sobre la trama de la novela que estaba naciendo. Sin darme cuenta estaba creciendo la criatura que hoy tengo entre las manos.

Háblenos de la novela.

Mi intención es que no se levanten del sofá y apaguen Netflix. Que a la mañana siguiente cuando se despierten para trabajar me recuerden con una mezcla de amor y odio, porque eso significará que no durmieron lo suficiente por culpa del libro, pero también querrá decir que están deseando tener un rato para continuar con su lectura favorita.

En esta, Mark Salander, escritor en auge y profesor sustituto de la Universidad de Boston, acude un día a la llamada de su mentor, Farrell Stanford. El poderoso magnate de las finanzas y futuro suegro del talentoso pupilo le invita a formar parte de un ambicioso proyecto: diseñar una campaña publicitaria para una firma de cosméticos venida a menos.

Por avatares del azar, el destino lo cruza con la chica de la que una mañana queda prendado mientras corre por Central Park. Atraídos irremediablemente el uno por el otro desde el principio, pronto dan comienzo a una relación tormentosa donde están en juego no solo el futuro de la deteriorada empresa que Madison Miller representa, sino también el de sus propias vidas.

¿Estamos ante un thriller?

Si nos atenemos a los patrones por los que se mueve este tipo de novelas, podríamos afirmar rotundamente que también mi historia bebe indudablemente de las fuentes del thriller. El suspense y la intriga están presentes hasta el último instante y no será casi hasta el final cuando la madeja se deshilvane y se descubra la identidad de los malos de esta historia.

Sin embargo, debo insistir en que esta es una novela fresca, moderna, ambientada en la actualidad y que no se deja encasillar fácilmente dentro de un género. Goza de una naturaleza ecléctica, como la vida misma, donde nada es absolutamente blanco o negro. Así que, si me preguntan si en esta historia hay amor les tendré que decir que sí, pero que no esperen una novela romántica. Si me preguntan si hay suspense, les diré que la tensión se hará insoportable y que los lectores harán sus apuestas para adivinar quién es el asesino, pero que no esperen que la trama se centre solo en desvelar este factor.

Ha hablado de Periodismo, pero también leemos en tu biografía que eres profesor de instituto. ¿Qué hay del Fernando Ávila Jiménez periodista y del Fernando Ávila Jiménez profesor en ‘El publicista’?

Hay muchísimo de ellos en mi novela. ¡Nadie puede negar que el periodismo va intrínsecamente unido a la disciplina publicitaria! Esta circunstancia, en consecuencia se deja ver en la novela. Esta es una novela actual, por eso pronto el lector va a comprobar la importancia que poseen los medios de comunicación. El propio protagonista se da cuenta perfectamente desde el principio que el verdadero mensaje es el medio y que la imagen lo es todo en una sociedad donde el Marketing puede transformar el objeto más común en el elemento más lustroso.

De pequeño, mi sueño era dedicarme a algo relacionado con la escritura y la comunicación. Por ello, estudié Periodismo. Debo decir, en este sentido, que en el paso por los distintos medios en los que trabajé me he curtido como escritor.

Por otro lado, el Fernando profesor se deja ver en casi toda la novela a través de un narrador omnisciente que lo ve todo y lo sabe todo, como esos maestros de escuela de los de toda la vida.

Fernando Ávila Jiménez presenta su novela en Sevilla el próximo jueves, 26 de septiembre, a las 20.00 horas, en Gallo Rojo – calle Madre María de la Purísima, 9-. También se encuentra cerrando una fecha para presentarla en Dos Hermanas.

Print Friendly, PDF & Email