José Manuel Lara es profesor de Educación Física en el IES Virgen de Valme

0
7289
José Manuel Lara

Por las manos de José Manuel Lara han pasado más de 5.000 alumnos

José Manuel Lara Jaén nació en Castillo de Locubín, un municipio de Jaén, aunque con menos de un año sus padres emigraron a Madrid.

En la capital de España vivió hasta que finalizó la carrera de Educación Física. La fuerte vinculación que mantenía con su municipio natal hizo que allí conociera a su mujer.

Ella es profesora de Primaria y la destinaron a Dos Hermanas. «Por ese motivo hago las oposiciones en Andalucía y solicito Dos Hermanas como destino», explica José Manuel Lara. Aquí nacieron sus dos hijas que son nazarenas.

José Manuel Lara se define como curioso. «Tengo el problema de tener una curiosidad y unas ganas de aprender cosas nuevas muy grande. Ello me lleva  a dispersarme en múltiples actividades, desde el Conservatorio de música al patinaje sobre ruedas, desde la pintura al óleo al tiro con arco, el bricolaje o el aeromodelismo y otras muchas», indica sobre sus aficiones.

La matriculación en IES Virgen de Valme de dos alumnos, uno con distrofia muscular de Duchenne y otro con síndrome de Wolfram le hizo tomar conciencia de otra realidad. 

«He colaborado con ellos, en lo que he podido, durante su estancia y después de ella y me gustaría resaltar la gran labor de sus asociaciones. ASENSE (Asociación de Enfermedades Neuromusculares de Andalucía) y AFASW (Alianza de Familias Afectadas por el Síndrome de Wolfram)», resalta.

José Manuel Lara responde nuestras preguntas.

¿Cuándo decide hacerse maestro y por qué?

Siempre me ha gustado la enseñanza y el deporte. Ello me encaminaba a la Educación Física. En aquellos años sólo existía el INEF de Madrid y el de Barcelona. Las pruebas físicas eran muy difíciles de superar dado que no era cuestión de apto o no apto. Entraban los mejores y se presentaban deportistas de élite, muchos de los cuales vivían en la residencia de alto rendimiento. Mi plan B era la Ingeniería Industrial pero tuve la suerte de ingresar en el INEF.

¿Ha estado vinculado al mundo del Deporte?

Mi principal deporte desde niño ha sido el atletismo, el Cross, Maratón, etc. Me ha gustado mucho la bicicleta de montaña y con ella he recorrido España. He practicado casi cualquier deporte pero no me ha atraído el mundo del entrenador o la alta competición.

¿Cuál ha sido su trayectoria profesional? 

Antes de hacer las oposiciones en Andalucía trabajé un año en un Instituto de Madrid, después pasé por el Gonzalo Nazareno, el Martínez Montañés en Sevilla y por último recalé, en el año 91, en el Virgen de Valme.

Actualmente imparte clases en el IES Virgen de Valme, ¿a qué cursos?

1º y 2º de Bachillerato.

¿Cómo ha sido la evolución de la enseñanza en Dos Hermanas en estos 30 años de profesión?

La evolución de la Educación ha estado sujeta a los vaivenes políticos de la nación, que han hecho que los profesores pasemos por siete leyes educativas diferentes.

En general ha crecido mucho la carga burocrática en relación a labor docente.

La pandemia ha venido a acelerar la introducción de la tecnología en la enseñanza aunque, por otro lado, esa misma tecnología ha hecho que el nivel físico del alumnado venga decreciendo año tras año. 

¿Cómo ha cambiado el papel del profesor?

Los profesores actualmente tienen que enseñar y además ayudar a sus alumnos a desarrollar sentido crítico para filtrar la información en la «selva digital».  

¿Y el del alumnado?

El alumnado, en lo relativo al aprendizaje, no ha cambiado substancialmente. Lo que ha cambiado es el mundo que les rodea. El cambio más radical se da en las relaciones sociales entre ellos. Están mediatizadas por las redes sociales y ello les somete a una mayor presión. Crecen las inseguridades. La tecnología reduce día tras día el nivel físico del alumnado. 

¿Alguna anécdota o anécdotas que recuerde especialmente?

En una ocasión, en una actividad extraescolar, una puerta de la habitación de cuatro chicos se estropeó con todas sus pertenencias dentro. Imposible de abrir por los trabajadores de mantenimiento del albergue. El empleado, que era extranjero, me dijo esta frase ante mi sorpresa: «permiso para dar patada en puerta». Expectación máxima de todos los alumnos. Patada tipo película y cayó la puerta y el premarco para jolgorio de los chavales.

En un curso de esquí, todos los alumnos estaban comiendo el bocadillo en un local con ventanas a las pistas. Llegué el último esquiando y me caí justo debajo de las ventanas de manera espectacular. Cuando entré al comedor la ovación fue atronadora. (No me había caído en tres días).

¿Es difícil hoy en día impartir educación y valores a la juventud?

Las redes sociales han ampliado el espectro de modelos de nuestros alumnos y alumnas y nos suponen un duro competidor. Nuestra labor, hoy día, debería cambiar hacia la formación de un espíritu crítico entre el alumnado para que sepan filtrar, contrastar y valorar la información y los modelos a seguir.

¿Es su asignatura una de las preferidas por los alumnos y alumnas?

El ejercicio de esta profesión es duro por el desgaste físico, las inclemencias meteorológicas, etc., pero tenemos la gran ventaja de la motivación de los alumnos. En general sí, les gusta.

¿Es fácil inculcar que el ejercicio y el deporte es salud?

A nivel teórico, por supuesto. Otra cosa es conseguir que lo interioricen, que hagan de ello su estilo de vida. Muchos alumnos son activos deportivamente, pero la sociedad actual, con las nuevas tecnologías, es una tentación muy fuerte que absorbe su tiempo y no favorece la actividad física.

¿Hay que motivar a los jóvenes?

Siempre. Si puede ser con el ejemplo, mejor. No podemos venderle las bondades del deporte sentados en un sillón.

¿El culto al cuerpo y la belleza llega a ser un problema?

Desde luego. Siempre lo fue y más a estas edades. La sociedad actual no se lo pone más fácil que en nuestros tiempos.

¿Qué papel juegan las redes sociales en el cuidado del aspecto físico?

Someten a los chicos y chicas a una presión que antes no existía. En mis tiempos nuestras relaciones se circunscribían a las amistades y los compañeros de clase. Ahora todo está globalizado. Si subes una foto la verán muchas personas. Los modelos a los que tienen acceso (influencers, etc) no son reales, están estereotipados y dibujan un mundo irreal al que no podrán acceder. Motivo de ansiedad y stress.

¿Cuál es su objetivo principal en sus clases?

Que los alumnos/as conozcan todo tipo de disciplinas deportivas, sean autónomos y adquieran hábitos saludables de vida.

¿Cómo las organiza?

Intento que el tiempo de actividad sea el máximo, reduciendo los tiempos muertos o de inactividad. La técnica es importante pero también aprender jugando. Trato de  llevar un equilibrio entre ambas.

¿Cómo le gusta que le recuerden sus alumnos?

Como una persona que ama el deporte y que intentó trasladar esa pasión a sus alumnos.

En Dos Hermanas, ¿se fomenta el deporte en general?

Creo, sinceramente, que es una ciudad muy activa y comprometida con el deporte. Conozco de cerca la Delegación de Deportes de Dos Hermanas y sé la gran cantidad de actividades que promueven todos los años.

¿Qué opina de las instalaciones deportivas de las que dispone la localidad?

Tiene bastantes instalaciones. Algunas singulares como el velódromo que no están entre la dotación de ciudades más grandes que Dos Hermanas. No obstante, el fin del confinamiento y la vuelta a una cierta normalidad, han reavivado las ganas de hacer deporte entre muchos colectivos. Ello ha producido un aumento notable de la demanda.

Bajo su punto de vista, ¿cuáles deben ser los pilares de la enseñanza?

Recursos materiales y humanos suficientes; una ratio más baja en los grupos; un apoyo de las familias donde, desde preescolar, se celebre la primera letra escrita que nuestros hijos traigan a casa con una fiesta. Desde la más tierna infancia deben aprender de las familias la importancia que éstas le dan a la educación; formación y apoyo al profesorado y respeto de la sociedad por su labor.

¿Qué estrategias de motivación y propuestas educativas utilizó durante los meses de confinamiento con su alumnado?

Se adaptaron los contenidos para que los alumnos mantuvieran un cierto nivel de actividad física en casa. En las clases online, y a través de vídeo-trabajos, se hicieron propuestas que iban desde el yoga para rebajar la ansiedad del confinamiento a los malabares, el baile, prácticas de primeros auxilios con los familiares o mecánica de la bicicleta para cuando acabara el confinamiento.

¿Cómo fue el proceso de adecuación de sus clases a las plataformas tecnológicas?

Abrupto y de golpe. Afortunadamente el Instituto había emprendido ya el camino de la digitalización y ya teníamos cierta formación. El problema fueron los recursos materiales. Las webcams se agotaron en todo el mundo. Yo daba las clases con el micrófono de mano de una PlayStation. 

¿Cómo se vive actualmente la pandemia en los centros educativos?

A día de hoy volvemos a una cierta normalidad, pero con la incertidumbre de que la situación puede cambiar en cualquier momento. En mi materia en particular la mascarilla, aunque necesaria, es muy molesta para la actividad física y ello ha condicionado las actividades que hacemos.

¿El alumnado se ha comportado y ha cumplido la normativa COVID o ha sido complicado?

Los alumnos han cumplido bastante bien la normativa y es el motivo por el que los repuntes de la pandemia no se daban con la incorporación a las clases sino en los periodos vacacionales.

¿Lo peor ya ha pasado?

Nadie lo sabe, lo que sí opino es que estamos mejor preparados para lo que venga.

¿Qué debería ofrecer hoy el colegio o instituto al niño/a?

Formación en primer lugar. Además debemos reforzar valores como el respeto, el trabajo, el esfuerzo personal y el espíritu crítico. Para estos valores la familia es el actor principal, sin ella no podemos hacer nada, comenta José Manuel Lara.

En Educación Secundaria, ¿cuál es el principal papel del maestro?

Enseñar y despertar las ganas de aprender. 

En toda su trayectoria como profesor, ¿cuántos alumnos han pasado por sus clases?

Sobre 5.000 alumnos.

En estas etapas, ¿se distingue a aquellos alumnos que pueden despuntar deportivamente hablando?

He dado clase muchos años en bachillerato y a estas edades los talentos deportivos ya han despuntado y suelen estar federados. Siempre hay casos a los que se les dice el talento que tienen y que todavía no han desarrollado en un deporte concreto. 

¿Ha pasado por sus manos algún alumno que posteriormente ha sido deportista profesional o de élite?

La verdad es que tenemos muy buenos deportistas en Dos Hermanas. Hemos tenido campeonas de España de gimnasia rítmica, de bádminton, jugadores de primera división de fútbol, tenistas, etc. Sería largo dar todos los nombres y no me gustaría dejarme ninguno. Por ello sólo voy a nombrar a dos -que me perdonen los demás que son muchos-: Antonio Álvarez, el Barcelona se lo llevó a la Masía y entrenó con Messi hace muchos años. Por circunstancias no jugó allí, pero me contaba historias de lo bueno que era ya desde el principio, cuando no era tan conocido. Gran persona Antonio. Y Francisco Valdelvira (Paco para mí) se hizo también profesor de Educación Física, gran tenista y actualmente profesor de tenis en Londres. Lo destaco por su extraordinaria calidad humana.

Si pudiera volver atrás, ¿se habría decantado por otra profesión?

Definitivamente no. He tenido vocación y sigo teniéndola y volvería otra vez a la Educación Física.

Por último, ¿cómo ha vivido la transformación de Dos Hermanas como ciudad?

Ha crecido de manera espectacular. En frente del Instituto Virgen de Valme sólo había vacas. Los alrededores eran descampados. Ahora tiene muchos servicios y equipamientos. El metrobús ha mejorado las comunicaciones aunque es una lástima que no tengamos metro convencional. Necesitamos potenciar el carril bici y conectarlo con los pueblos del área metropolitana. Hay que lograr poder desplazarse a cualquier punto de esta área en bicicleta, patinete o bici eléctrica por un carril bici y con seguridad. Estos nuevos vehículos de movilidad urbana permiten que, sin una gran forma física, podamos ir a cualquier punto sin contaminar. El clima y la orografía lo permiten, necesitamos el carril. 

José Manuel Lara desea ser recordado como una persona que ama el deporte y que intenta trasladar esa pasión a sus alumnos.

Print Friendly, PDF & Email