Juan José Carrasco Mateos, hermano mayor de la Borriquita

0
1116
Juan José Carrasco Mateos

“Sonreirá el corazón de muchos mayores al ver pasar esa ola blanca de nazarenitos”

Juan José Carrasco Mateos en 1970 llega a la ‘Borriquita’ a través de sus compañeros del colegio de La Compasión. Fue Secretario del Grupo Joven; más tarde fue contraguía. En estos últimos años, ha sido diputado de Caridad y de Cultos. Es de Gran Poder y de la Virgen de los Reyes de Sevilla. Ahora, es el hermano mayor de la Estrella.

¿Qué le lleva a presentarse a hermano mayor?
Se dice con frecuencia que esto es algo que nunca estaba en tus planes. Es una frase hecha, pero que en mi caso es verdad. Han sido muchos de mis hermanos los que han apostado por mí desde el primer momento, demostrándome que son un equipo unido. Es difícil decirles que no cuando sabes que siempre van a estar ahí. Llevo años intentando aportar mi granito de arena al servicio de la Hermanad y esta es una forma más. Con las limitaciones propias de la persona, del trabajo y de las circunstancias, pero siempre con ilusión.

¿Qué proyectos quiere desarrollar a corto plazo?
Siempre hay proyectos, pero están supeditados principalmente al presupuesto. Tenemos pendiente la terminación del altar de la Virgen y la restauración del palio.

¿De quién se ha rodeado?
He querido aunar experiencia y juventud. Parte con experiencia que viene de juntas anteriores y jóvenes sin ella pero vinculados a la hermandad desde su infancia.

Siempre ha sido considerada la hermandad de los niños, ¿son un valor importante?
Sin duda. Aproximadamente el 50% de nuestra nómina de hermanos es menor de edad. Son el futuro, y por lo tanto, tenemos que cuidar tan preciado valor. Procuramos que nuestros actos oficiales a lo largo del año, sean a un horario propicio para facilitar la asistencia de niños. Y además no queremos que esta percepción cambie. Tenemos que procurar que los niños se encuentren identificados con esta Hermandad. Somos la hermandad de los niños y nunca dejaremos de transmitir esa imagen.

¿Cómo afronta su primer Domingo de Ramos?
Mentalizado a seguir sirviendo a mis hermanos. Con distinto cargo pero con la misma premisa: servicio y compromiso. Con la responsabilidad de salir a calle con más de 200 niños y la tranquilidad de tener un gran equipo humano que velará por todos ellos.

¿Qué mensaje lanza a los hermanos, devotos y cofrades?
Que Cristo vuelve a entrar cada Domingo de Ramos en Dos Hermanas acompañado de su Madre de la Estrella. Que muchos niños disfrutan haciendo una estación de penitencia que por su corta edad, ni siquiera son conscientes, pero que siempre les dejará huella. El corazón y los sentimientos tienen memoria. De mayores, podrán alejarse de la hermandad, de la parroquia, incluso hasta de la Fe, pero siempre sonreirá su corazón cuando vean pasar a esa ola blanca de nazarenitos anunciando que muy cerca viene Cristo al compás del tintineo de su campanita, iluminados por una Estrella. Y pensarán… yo también fui uno de ellos que quiso acompañarte.

En un buen momento

Preguntamos cómo se encuentra la hermandad y nos dice que en “muy buen momento. El grupo joven está ilusionado. Formación ha puesto en marcha un curso para los más pequeños. Seguimos apostando por nuestra principal satisfacción que es Operación Potito, nombre de la obra de acción social para las necesidades de los más pequeños. Y somos desde su fundación una gran familia. Tenemos la suerte de que contar con los hermanos mayores desde su fundación. Todos tienen su lugar, dando un paso al frente y otras hacia un lado, para que otros avancen, como dice nuestro querido Juanín”.

Print Friendly, PDF & Email