La nueva Junta de Gobierno de Cautivo tomó posesión de sus cargos

0
542
nueva Junta de Gobierno de Cautivo

La nueva Junta de Gobierno de Cautivo está presidida por María Rocío Granados Avilés

La nueva Junta de Gobierno de Cautivo ya ha tomado posesión de sus cargos. La nueva Junta de Gobierno de Cautivo se constituyó en la parroquia de Nuestra Señora del Rocío, lugar en el que tiene establecida su sede canónica.

La nueva Junta de Gobierno de Cautivo tiene al frente, como hermana mayor, a María Rocío Granado Avilés. El resto de cargos ha quedado distribuido de la siguiente forma: teniente hermano mayor, José Manuel Madueño Ortega; promotora sacramental, María Dolores Duque Jiménez; mayordomo primero, Manuel Muñoz Espejo; mayordomo segundo, Jesús Román Gómez; secretaria primera, Cristina Claro García; secretario segundo, Álvaro Robles Bermudo; tesorero, Miguel Cabeza Reina; fiscal, Pedro Parada González; diputado de Formación, Enrique Varela Junquera; diputada de Caridad, Ana Isabel Pérez Maestre; prioste de Cristo, Iván Reyes Ibáñez; prioste de Virgen, Sergio Ortega Martín; diputado de Cultos, Juan Antonio Castillero Salguero; diputado de Cultos, Antonio Jesús Gamarro Cordero.

La nueva Junta de Gobierno de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo regirá la hermandad durante los próximos tres años.

Hermana mayor

La nueva hermana mayor, María Rocío Granado Avilés, afirma que «deseo una Hermandad que, a ejemplo de la Santísima Trinidad, viva su día a día sobre la base de las palabras de Jesús: «En esto conocerán que sois mis discípulos si os amáis los unos a los otros como yo os he amado. » (Juan 13-35)

«Que nuestra Hermandad sea ese lugar donde crecer personal y espiritualmente, donde nadie se sienta excluido, sino amado, y todos juntos continuemos trabajando para culminar los proyectos que nos han unido a todos: nuestra casa hermandad, nuestro ‘solar’, que gracias al esfuerzo de todos ya no lo es, el bordado del paso de palio,… El mayor regalo y la mayor alegría que podemos dar a Nuestro Padre Jesús Cautivo y a su madre, María Santísima de la Esperanza, es el Amor que pongamos cuando realicemos cada una de estas cosas».

Print Friendly, PDF & Email