Pablo Casado Cebrián: 15 años y compositor de una marcha procesional

0
1472
Pablo Casado Cebrián
Fotografía: Antonio Lozano Berto.

Pablo Casado Cebrián es miembro de la Banda de Música Santa Ana

El joven nazareno Pablo Casado Cebrián tiene sólo 15 años y ya empieza a sonar su nombre en el mundo cofrade musical. El motivo es que ha compuesto una marcha procesional.

Pablo Casado Cebrián estudia 4º de ESO en el CC María Zambrano y entró en 2018 en la Escuela de Música de la Banda Santa Ana a estudiar percusión. En 2020 cambió a trombón y desde 2019 es miembro de la Corporación musical más antigua de la localidad.

En su familia no hay nadie que se haya dedicado a la música. Pablo Casado Cebrián es el primero y apunta maneras para convertir su incipiente carrera en prometedora.

Pablo Casado Cebrián responde a nuestras preguntas.

¿Cómo se te ocurre componer una marcha procesional?

Sinceramente, en ningún momento me senté y dije «voy a hacer una marcha». Una tarde, escuchando música, se me vino a la mente una melodía y fui tirando de ella poco a poco hasta que saqué la marcha. Todo lo que iba componiendo lo escribía rápidamente para que no se me olvidara y lo unía a lo que ya tenía.

Eres muy joven, ¿te ha resultado difícil?

Componer una marcha procesional no es nada fácil. Todo este proceso ha tenido su dificultad. Aunque, personalmente, no pienso que mi edad haya sido un inconveniente para componer la marcha. Me considero una persona madura.

¿Has pasado mucho tiempo componiéndola?

Sí, comencé a componer la marcha en febrero de 2020, poco antes del confinamiento y la terminé en los últimos días del pasado año, tras la revisión por parte de la dirección musical de la banda. Han sido varios meses para que un pensamiento se haga realidad.

¿Qué características tiene la misma?

Es una marcha de estilo procesional, con cornetas. Yo la considero una marcha elegante y sensitiva. Me he empeñado en que el trío final sea muy emotivo y espero que esa emoción cale en el público. La marcha está dedicada a una hermandad de barrio así que se podría decir que es una marcha de corte alegre.

Está terminada y con el visto bueno de profesionales de la música, ¿qué significa para ti?

Para mí, es muy importante y un gran honor que la dirección musical de mi banda haya revisado mi marcha. Estoy muy agradecido a Francisco J. Lozano Berto y a José Colomé, mis profesores de solfeo y trombón, respectivamente.

¿A quién va dedicada y por qué has elegido esa titular?

Está dedicada a María Santísima del Dulce Nombre en sus Dolores y Compasión, de la Hermandad del Dulce Nombre de Bellavista. Se la dedico a Ella porque es mi principal devoción, la Virgen de mi Hermandad.

Habéis empezado a montarla, ¿cómo te sientes?

Es ilusionante escuchar y tocar con mis compañeros algo que ha salido de mí. Son muchas las ganas que tengo de que termine de montarse y se escuche a la perfección. Esta Cuaresma está siendo muy extraña e inusual pero para mí, sin duda, está siendo una muy especial.

¿Sabes cuándo podría ser estrenada?

Actualmente, la Junta Directiva y la Dirección Musical de la Banda están trabajando en la realización, si fuera posible, de los conciertos de esta Cuaresma. Debido al alto número de contagios que hemos tenido estas semanas atrás ha sido imposible concretar nada, aunque esperemos que muy pronto podamos tener cerrados algunos conciertos y oír su estreno.

¿Cuándo te gustaría a ti que fuera estrenada?

Personalmente, me gustaría que se estrenara esta Cuaresma en un concierto y que se tocara tras el paso de palio el Viernes de Dolores. De todas formas será muy buen estreno un concierto cuaresmal, que se hará cuando la situación sanitaria lo permita.

Print Friendly, PDF & Email