Pablo Oñós Gutiérrez, poeta y cantor de la Virgen de Valme (y II)

0
1865
Pablo Oñós Gutiérrez

Pablo forma el grupo ‘Ala Ancha’ con su amigo Manuel García Monge ‘El Carri’

Seguimos hoy con la biografía del artista Pablo Oñós Gutiérrez, tan conocido en nuestra vida local, y que es hoy una de nuestras glorias en el mundo del cante, tanto como cantante como compositor. Y diremos, en primer lugar, que empezó a hacer pinitos en el coro ‘El Arenal’ del instituto con el cual cantó en Italia de manera amateur, concretamente en septiembre de 1993 en el pueblo sardo de Macomer.  A su vez, ese mismo año, comenzó a cantar en solitario por fiestas y locales de Sevilla a la vez que formaba parte del coro. Cantó en ‘La echá’ en la calle Rodrigo de Triana, bar cuyo nombre alude a cuando se sueltan los becerros para acosarlo, es decir, a una típica faena de campo tan propia de nuestra geografía. Se trataba de un local típico rociero y de caballistas. Coincidió esta época con el boom de las salas  rocieras en Sevilla posterior a la expo de 1992 con salas como ‘El tamboril’ y ‘El simpecado’, todas ellas tan frecuentadas en la  noche sevillana.

En 1996 nuestro artista empezó a trabajar en ‘Lo nuestro’, conocido local de la calle Betis propiedad de José Manuel Varela Ávila ‘El primito’, uno de los más famosos de la citada vía y muy conocido a la sazón y dónde muchos han vivido míticas juergas. Recordamos, como muchos, la noche en ‘Lo nuestro’, asomados al río y mirando a la plaza de toros de Sevilla con todo lo que posee de ambiente mítico e irreal la calle Betis, el Guadalquivir, el también viejo Betis de los romanos, el paseo Colón y la majestuosidad y la blancura de la plaza.  Ese mismo año creó el grupo ‘Ala Ancha’ con Manuel García Monge, ‘El Carrillo’.

Ahora, el tan nombrado grupo, trabaja en la Feria de Sevilla, la Feria de Dos Hermanas y algunas fiestas. Y cabe preguntarse la razón. Y esta es sobre todo que Pablo se dedica hoy a la composición, campo en el que ha cosechado ya a pesar de su relativa juventud abundantes laureles. En este mundo, le ha compuesto a muchos grupos y artistas. Aparte de a coros de Dos Hermanas como el de la hermandad del Rocío y el de la hermandad de Valme le ha trabajado a Paco Candela, el grupo almonteño ‘Requiebros’, a María Jiménez, a la jiennense Raquel Morey y al grupo valenciano Raíces del Sur. También tiene proyectos para el grupo de Huelva Brisa Marina y para el también onubense Frank Rivero.

Para él, por otro lado, cantar y tocar la guitarra es una forma de expresarse y comunicarse porque el mismo confiesa, y acaso por el mucho trato con él podamos corroborarlo, es una persona tímida que habla poco. En efecto, Pablo no destaca porque hable demasiado sino más bien por lo parco que es a la hora de hablar, expresando quizá nada más lo que intenta decir y redondeando su expresión con el cante, con este mundo en el que es maestro.

Es importante también hacer referencia a que Pablo tiene premios de poesía. Principalmente destaca el del Ayuntamiento de Sevilla de 1987 destinado a poetas jóvenes ganado con un romance que se tituló ‘Coplas a la Baja Andalucía’.

Por su parte, en la desaparecida Radio Estrella, que tantos momentos de gloria dio a la radio en Dos Hermanas, ganó en 1990 el concurso de la romería de Valme.  En 1998 ganó por su parte el premio de poesía cofradiera –o cofrade como se dice actualmente tomando el sustantivo por adjetivo- de la hermandad de las Cigarreras de Sevilla.

En cuanto a su vida personal, es novio de la abogada sevillana Cristina Arias Díaz, mujer que destaca por ser como decían los clásicos una real moza por ser sobre todo muy alta y llamar mucho la atención por ello.

En cuanto a su afición a las fiestas, le gustan tanto la Semana Santa como la Feria con la diferencia de que la segunda la trabaja.

Pero, como es sabido, nos gusta escarbar en la psiquis de la persona preguntándoles, si llega al caso, sobre su mundo de devociones. Pablo es muy devoto del Gran Poder de Dos Hermanas y de la Esperanza Macarena de Sevilla y de la Virgen de Valme y de la del Rocío. Es curioso, y significativo de lo que puede ser la evolución de una mentalidad, que nos dice que a la primera llegó por el gran cariño que le profesaba su familia y a la segunda por la convicción adquirida con el paso de los años. Así pues, en feliz maridaje, se unen el cariño por estas dos grandes advocaciones de la Madre de Dios y Madre de los hombres tan amadas en Dos Hermanas, la una propia de las raíces más profundas de nuestra ciudad y la segunda una gran devoción supracomunal exportada desde la villa de Almonte y que se ha extendido por el mundo entero. Ahora bien, Pablo, como ya dije en la anterior entrega de este artículo, ha ido a muchas romerías aparte del Rocío y del Valme como las citadas de la Pastora de Cantillana, Cuatrovitas de Bollullos de la Mitación, Aguas Santas de Villaverde del Rio, Torrijos de Valencina de la Concepción o en la que va Villanueva del Ariscal al Monasterio de Nuestra Señora del Loreto de Padres Franciscanos de Espartinas, romería que tiene lugar el último domingo de agosto con ocasión de la vendimia y en el que se le ofrecen a la pequeña –y tan grande- patrona del Aljarafe los frutos.  Además, también ha ido a fiesta de la Subida de la Asunción de Cantillana, peculiar romerito de esta villa de la Vega. Todo ello aunque no en manera tan fuerte y tan profunda como el Valme y el Rocío nos dan idea de que su devoción tiene una orientación, una filiación, fundamentalmente romera. De todas formas, no nos gustaría dejar de citar que una gran devoción de su familia y de su padre en particular es la Virgen de Todos los Santos, patrona de la parroquia del Omnium Sanctorum de Sevilla.

También destaca su faceta de pregonero pues ha pronunciado varios pregones. En 1988 ofreció el pregón de los monaguillos de la Juventud de Dos Hermanas al alimón con Curro Varela Díaz, otro cantante nazareno. En 1992 fue el encargado de pronunciar la IV Exaltación de la Juventud del Gran Poder de nuestro pueblo. Por último, en 2014 nos deleitó con una pieza de gran calidad y hondura en todos los sentidos como fue el pregón de la hermandad del Rocío de nuestra ciudad, que hizo evidentemente disfrutar a todos los presentes.  Muestra de su fama en este campo es que el próximo año, el 2017, va a dar el pregón de la prestigiosa caseta de la feria de abril de Sevilla ‘Amigos de la sevillana’. Antes se daba el domingo antes del alumbrado. Este año será el viernes. Siempre lo pronuncian compositores de renombre por lo que Pablo se siente muy orgulloso. Lo presentarán los hermanos Bizcocho, grandes compositores de Coria del Río.

Entre sus otras aficiones, destaca el caballo y el campo en general, no siendo, sin embargo, muy aficionado a los toros.  Pero, desde luego, es un gran melómano, siendo muy aficionado a la música en general. Entre los cantautores que le gustan destacan Joaquín Sabina, José Manuel Soto y Alfonso del Valle. Además muestra de su anclaje en sus raíces es que el encanta la época del rock andaluz con grupos como Triana y Alameda y el dúo Lole y Manuel.

En este punto, afirma sin ambages, que todos los que hacen música ahora han bebido mucho de ellos. Y cabría preguntarse de dónde le viene esta afición a la música. Y hay que decir que el padre era un gran maestro en la vida y más concretamente en su vida y él lo disfrutó veintisiete años. Durante un tiempo nos cuenta que estuvo más despegado de él y luego volvió a buscarlo. Su padre le inculcó el amor a las sevillanas y al flamenco y, además, le incitó a escribir porque escribía bien aunque no publicaba. De todas formas, escribió esporádicamente en el ABC y El Correo de Andalucía, cuando dirigía este mundo el padre José María Javierre. Además, tuvo un accésit de El Ateneo el año que beatificaron a Sor Ángela de la Cruz con el poema ‘Refulgente criatura’.

Pues bien, acabamos así con estos dos pequeños artículos biográficos sobre Pablo Oñós Gutiérrez que para el autor de estas líneas es un compositor, un cantante, un amigo pero sobre todo y principal uno de nuestros niños de catequesis por lo cual tenemos establecido con él un vínculo indeleble que hemos querido, en parte, reflejar en este trabajo. Esperamos, sinceramente, que la constelación de éxitos que hemos reflejado siga brillando por mucho tiempo en el cielo de la Música.

Print Friendly, PDF & Email