Pequeña historia de un comercio de música, Soni Disco

0
572
Soni Disco

Hoy viene a esta página un negocio que abre sus puertas en la popular plaza de La Mina

Desde este periódico y, más concretamente, desde esta página se ha intentado fomentar el pequeño comercio nazareno, fuente inestimable de riqueza y que contribuye, y mucho, a la fisonomía de la ciudad, muy especialmente a la de su centro.

Y hoy vamos a acercarnos al estudio de un comercio no muy antiguo pero que tiene una importante tradición. Se trata de Soni Disco, que abre sus puertas en un local y en un kiosco de la popular Plaza de la Mina, en pleno centro del pueblo, donde se encontraba la hacienda de la Mina Grande, hoy desaparecida, abriéndose en su lugar un edificio moderno.

Y el negocio nace en 1982, dirigiéndose a la venta de discos y casetes. En un principio se encontraba ubicado en la calle de la Mina, pasando en 1992 a la plaza. La tienda, muy pronto, se diversificó montando un video club y tras dos años se crearon las secciones de electrónica, televisión y sonido.
Los fundadores de la empresa fueron los hermanos José y Manuel Ruiz Núñez, pasando luego a trabajar un tercer hermano, Francisco. Hoy el primero atiende el local que se abre donde antes se asentaba la Mina Grande y el tercero atiende un pequeño y pintoresco quiosco donde vende compacts discs y chucherías.

Pero analicemos un poco la vida de nuestros comerciantes. Francisco nació el 24 de diciembre de 1958 en la barriada de Nuestra Señora de Valme, vulgo las Casas Baratas. Luego vivió en la calle Virgen del Rocío. Pasó a continuación a La Moneda y hoy vive de nuevo en la barriada de Nuestra Señora del Rocío, concretamente en la calle Isbilya. Sus padres eran José Ruiz Noguera, de oficio yesero, y Dolores Núñez Jiménez, de oficio aceitunera, concretamente rellenadora, y que trabajó en varios almacenes de aceitunas. Como vemos, se trataba de un muy típico matrimonio obrero nazareno que laboraba en dos de los oficios más comunes y tradicionales de nuestro pueblo como son el de yesero y el de aceitunera. Pura Dos Hermanas, diríamos.

José Ruiz, nada más estudió Primaria habiendo sobre todo dedicado su vida a su popular negocio.
Entre sus gustos musicales, se encuentra la música moderna pero sobre todo las sevillanas. Pero también otra de sus aficiones son los deportes muy concretamente el Atletismo y el Fútbol. Confiesa que le gusta mucho correr.

También le hemos preguntado sobre su imaginario devocional, que, para el que escribe estas líneas, es guía segura a la hora de enjuiciar y estudiar a la persona. Nuestro protagonista se considera un hombre religioso y se confiesa muy devoto del Gran Poder, imagen que imanta los corazones de muchos nazarenos. También ha sido hermano de la Borriquita.
Nuestro personaje está casado con Alegría Caro Pavón y tiene dos hijos José y Alegría.

En cuanto a su hermano Francisco, diremos que es que lleva con mucha competencia la venta de los compacts discs. Es muy aficionado a la música moderna y al flamenco. Entre sus otras aficiones se encuentra, al igual que ocurre con el caso de su hermano, el fútbol, el Deporte Rey, que tantos admiradores tiene en Dos Hermanas y del que también se procura hablar en estas páginas. Francisco, por su parte, está casado con Isabel Marzilla Sierra y tiene dos hijos: Francisco y Alejandro.
Pero ya, en una tercera parte de este pequeño artículo, vamos a referirnos de nuevo al negocio. Hoy compra sobre todo en él un público mayor y tradicional. La juventud nos dice nuestros empresarios suele comprar en grandes superficies u on line lo que, por supuesto, afecta al pequeño comercio.

En Soni Disco se vende sonido, televisión, aires acondicionados, gama blanca –frigoríficos, lavadoras- y unos artículos muy peculiares e importantes, los instrumentos musicales sobre todo de percusión como guitarras y cajas flamencas con accesorios como cuerdas, afiladores y cejillas. Los instrumentos logran por otra parte que la tienda ejerza un peculiar atractivo.

En cuanto a los compacts discs, se vende tanto música antigua como moderna. Se vende música clásica de todo tipo, moderna de todo tipo –pop, rock, jazz, etc.-, canción española, flamenco, sevillanas, etc. etc. Es muy fácil encontrar compacts de muchas variedades de música. El autor de estas líneas, que es muy aficionado a la música, sobre todo y ante todo a la moderna, ha encontrado compacts de grupos o solistas de todo tipo sea Amaral, la Oreja de Van Gogh, Aha, Black y un larguísimo etcétera. Sobre todo destaca José que se vende mucho flamenco, el cual estilo tiene una numerosa y fiel clientela, lo que demuestra lo enraizados y lo tradicionales que son muchos nazarenos –no todos desde luego y tampoco estamos para hacer porcentajes- aficionados a su flamenco, sus sevillanas, su feria, su Semana Santa, su romería y a todas y cada una de las numerosas tradiciones que orlan a nuestro pueblo.

Pero otra pregunta que solemos hacer a los que entrevistamos es lo que piensan sobre nuestra ciudad. Normalmente, la respuesta es positiva y optimista. José nos dice que Dos Hermanas es una ciudad maravillosa para vivir. Confiesa que él no se iría a vivir a otro lado pues, además, se tiene por un nazareno tradicional. Lo cierto, recapacitando sobre la opinión de nuestros entrevistados sobre Dos Hermanas, es que predominan las virtudes de nuestra ciudad sobre los defectos que también los tiene. Desde luego, nadie puede negar que es una ciudad cómoda, de lo cual se enorgullecen mucho los nazarenos.

Hoy, por otra parte, Soni Disco es un negocio muy tradicional de nuestra ciudad, uno más de los muchísimos que abren sus puertas en el centro. Desde aquí animamos a los nazarenos, sin por ello oponernos a las grandes superficies que también tienen su puesto, a comprar en los comercios tradicionales que aparte de sustentar a muchas familias dan un toque inconfundible, como hemos dicho al principio, a la ciudad, muy especialmente a su centro, a nuestro, se nos va a permitir que lo digamos, barrio. Entre el ayuntamiento, el teatro, la iglesia, los bares y los comercios el centro de nuestra ciudad tiene una peculiar idiosincrasia que lo hace atractivo y cómodo. Es, por ello, que con este trabajo hemos pretendido lanzar un mensaje de apoyo al pequeño comercio, fuente inextinguible de riqueza para cualquier población que se precie, como es el caso de nuestra Dos Hermanas.

Print Friendly, PDF & Email