Restauración de la Ermita de Cuarto durante este verano

0
281
Ermita de Cuarto

La restauración de la Ermita de Cuarto la dirige Antonio J. Sánchez

Trabajos de restauración de la Ermita de Cuarto se están acometiendo en este verano. Los trabajos de restauración de la Ermita de Cuarto que se están desarrollando consisten en la consolidación y limpieza del altar, así como la reintegración volumétrica de aquellas partes más afectadas. Este es de estilo rococó y fue colocado en 1859 con motivo de la reconstrucción del recinto, llevada a cabo a expensas de los Duques de Montpensier.

Los trabajos de restauración de la Ermita de Cuarto están siendo dirigidos por el restaurador Antonio J. Sánchez Fernández y participan, además de este, cinco alumnos del Grado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Universidad de Sevilla – como actividad de prácticas extracurriculares-, entidad con la que se ha suscrito un acuerdo de colaboración.

Se prevé que los trabajos hayan finalizado en la segunda quincena de agosto.

Historia

La Ermita de Valme que se encuentra en el Cortijo de Cuarto fue edificada, según la tradición, por mandato del rey Fernando III el Santo, sobre el cerro o cortijo de Cuartos, como muestra de agradecimiento a la Virgen María por el valimiento que en dicho lugar le otorgó durante la conquista de Sevilla.

Aunque son muy escasos los testimonios documentales que existen sobre esta primitiva capilla, podemos aventurar que debió de ser pequeña y sencilla, casi un oratorio, exclusivamente destinado a albergar a la imagen gótica invocada por San Fernando, que recibió el nombre de Valme en recuerdo de la súplica del monarca. Junto a Ella, el Rey Santo colocaría el pendón arrebatado a los musulmanes de Isbilia, tal y como había prometido a la Señora cuando solicitó su auxilio en la contienda.

Con el tiempo, a la capilla originaria se le fueron adosando nuevas construcciones, destinadas a albergar al santero y a los peregrinos que hasta allí llegaban para venerar a la Santísima Virgen, especialmente el día de su fiesta, que se celebraba entonces el segundo día de la Pascua de Pentecostés.

Print Friendly, PDF & Email