Francisco Alba afronta la Semana Santa con mucha ilusión

0
Francisco Alba

«Creo que los cofrades tienen muchas ganas y va a ser un año muy importante para todos», indica Francisco Alba en referencia a la Semana Santa de 2022

Francisco Alba Claro es el nuevo presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Dos Hermanas. Afronta su primera Semana Santa como máximo responsable.

Aunque lleva 12 años como miembro de la Junta Superior del Consejo y ha sido, también durante 12 años, secretario de la Hermandad del Rocío de la que es hermano.

Además, pertenece a la hermandad de Vera Cruz, Oración en el Huerto, Borriquita y Sacramental.

Es natural de Dos Hermanas. Sus primeros años de vida los pasó en una casa en la barriada de El Rocío y cursó sus primeros estudios en el colegio Maestra Dolores Velasco de la barriada de Cantely.

Desde pequeño ha estado involucrado en el mundo de las Hermandades. 

«Mi vida cofrade comienza cuando mi tío Joaquín, hermano de mi madre, me inculcó la Hermandad de la Oración en el Huerto, vistiendo por primera vez la túnica a los tres años. Desde entonces he estado casi 30 años saliendo de nazareno. Después pasé a costalero durante otros 10 años y actualmente sigo de nazareno. Un poco más mayor, mi padre me inculca la hermandad de nuestro barrio, Vera Cruz, de la que también he salido muchos años de costalero, nazareno y actualmente pertenezco con mucho orgullo al cuerpo de capataces del paso Cristo», resume Francisco Alba.

«Me he criado dentro de la Hermandad de la Vera Cruz, inculcado por mi padre, ya que nuestro domicilio estaba frente a su Capilla. También he sido miembro de la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Presentación al Pueblo, inculcado por mi tío Leoncio, que fue Hermano Mayor. He sido costalero de la Pastora de la Sacramental, el Corpus de la Vera Cruz, la Asunción de la Vera Cruz y sobre todo del Cristo de la Vera Cruz del que actualmente tengo el honor de pertenecer al cuerpo de capataces. También he sido costalero de la Oración en el Huerto», explica Francisco Alba.

Francisco Alba está casado y tiene dos hijas: Ángela de la Cruz de 14 años y María de 7 años. Regenta, junto a sus dos hermanas, la segunda generación de un comercio dedicado a la joyería, relojería, trofeos y regalos situado en la calle San Sebastián. Este negocio familiar, fundado por su padre, lleva abierto 57 años.

Francisco Alba recuerda que fue su tío Leoncio, siendo presidente del Consejo, el que le ofreció ser secretario en su última candidatura. Desde entonces, pertenece a la Junta Superior de Gobierno.

Leoncio fue presidente del Consejo durante 14 años. Entre sus logros estuvo la consolidación de la Carrera Oficial en Dos Hermanas.

Acompañarán a Francisco Alba en la Junta Superior del Consejo: Francisco Sánchez Núñez como vicepresidente; Óscar Romero Postigo en el puesto de secretario; Jesús Miguel Torres Sánchez como tesorero y Juan José Fernández Pérez como vocal.

Francisco Alba responde a nuestras preguntas:

Estrena cargo en un año muy importante ya que regresa de nuevo la Semana Santa a la calle…

Así es, el destino ha querido que el primer año de mi mandato como presidente sea cuando la Semana Santa vuelve, tras la dura pandemia que hemos pasado. Afronto este reto con prudencia, respeto y, a la vez, con mucha ilusión.

¿Cree que este año habrá más gente en la calle en Semana Santa?

Sí, creo que este año, si el tiempo nos lo permite, va a ser un año de plenos. Hay muchas ganas. Las papeletas de sitio en las Hermandades para realizar Estación de Penitencia va a un ritmo vertiginoso y la venta de abonos para la Carrera Oficial también ha sido muy bien acogida. Creo que los cofrades tienen muchas ganas y va a ser un año muy importante para todos.

¿Descarta que la pandemia o el miedo al contagio vaya a afectar de alguna manera a la ciudadanía por las aglomeraciones?

No. En absoluto. Los ciudadanos tienen la suficiente información y están lo suficientemente mentalizados a la hora de asistir en masa a cualquier actividad, ya sea fútbol, teatro, conciertos, etc. e igualmente deberá de ser la Semana Santa. 

Sin perderle el miedo al virus, atendiendo y realizando las advertencias de las Autoridades Sanitarias. Hay que evitar aglomeraciones por supuesto, sabiendo afrontar el virus como llevamos dos años afrontándolo. Si se hace bien, como hasta ahora, no creo que haya problemas.

La pandemia ha traído situaciones malas, pero ha sido un tiempo en el que las hermandades han sido más hermandades que nunca.

Afortunadamente, tenemos unas Hermandades con una solidaridad y una consideración excelente. Al llegar la pandemia, cuando todo era incertidumbre, los números de parados triplicados, familias enteras en paro, sin sustento para poder sobrevivir, de nuevo aparecen las Hermandades, de nuevo se ponen manos a la obra en momentos difíciles, aún con lo justo para trabajar, pero abriendo las puertas a todo necesitado. 

Las Diputaciones de Caridad, trabajando codo con codo con las Cáritas de su Parroquia, han asistido a innumerables familias y han repartido una gran cantidad de alimentos y productos de primera necesidad. 

Generalmente todas las Bolsas de Caridad de las Hermandades han duplicado su abastecimiento a familias. Ha sido una gran labor, ha sido una labor callada y silenciosa, donde miles de personas, gracias a ellos, tenían algo que llevarse a la boca. 

De nuevo las Hermandades hemos dado claro ejemplo de caridad humana y cristiana y desde aquí quiero felicitar a las Bolsas de Caridad y alentarles a que sigan ese enorme trabajo.

¿Cree que mucha gente ha descubierto, en pandemia, este aspecto de las hermandades?

Sí, creo que sí. La gente vulnerable que acude a las Cáritas y a las Hermandades sabe de sobra esta labor que hacen las Hermandades desde hace muchas años.  Estas personas nuevas que han acudido, ante la desesperación, por primera vez a las Bolsa de Caridad de las Hermandades, se han quedado sorprendidas sobre el trabajo que se hace y la labor que se cubre. 

Hay muchos que este año, por primera vez,  participan en los cortejos de las Hermandades gracias al calor humano que se le ha brindado en ellas. Esto es digno de admirar.

¿Qué papel juega la fe a la hora de hacer frente a las desgracias?

Juega un papel muy importante. Ante la incertidumbre, el cristiano reza y ruega para que todo vaya bien.

Ahora, las hermandades también están jugando un papel muy importante para ayudar a Ucrania

Sin lugar a duda, como he dicho antes las Hermandades siempre están en primera línea de fuego, donde haga falta. Actualmente entre todas las Hermandades estamos mandando a FIBES, centro de recogida de materiales para Ucrania por Cáritas junto con otras ONG, varias furgonetas cargadas a tope de todo: mantas, ropas, cunas de niño, colchones, etc. También se está cubriendo un convoy que llega en breve de Ucrania con varias familias rescatadas que el Colegio San Hermenegildo le ha dado hospedaje. A ellos se les está facilitando ropa de cama, carros de niños, mantas y un largo etc. A la vez que se colabora con aportaciones económicas con Cáritas Arciprestal.

¿Cómo va a ser la Semana Santa nazarena de 2022?

Bueno, la Semana Santa se presenta con mucha ilusión a la vez que con mucha incertidumbre. Dos años sin Semana Santa han hecho mella en los cofrades, pero se nota mucha ilusión y ganas por dar culto público a nuestros Titulares. 

De la misma manera en los cultos se está notando mayor afluencia de público, al igual que en los diferentes Vía Crucis o Certamen de Bandas que se están organizando. En todo lo relacionado con la Semana Santa, la gente se está volcando enormemente. Hay ganas, muchas ganas.

¿Algunas novedades importantes?

Novedades importantes en cuanto a la Carrera Oficial no, un sector que se va a tocar y poco más. Después, en cuanto a la Semana Santa en general, una novedad importante será que la Hermandad de la Borriquita se recogerá en la parroquia Santa María Magdalena para evitar aglomeraciones por prevención del COVID.

Si la lluvia aparece, ¿habrá más margen para permitir la salida de las diferentes hermandades?

En absoluto, no por llevarnos dos años sin Semana Santa, este año va a valer todo. Las Hermandades saben de sobra el horario que tienen de margen para su salida en caso de inclemencia climatológica, siempre que ese margen de demora se recupere antes de llegar a Carrera Oficial. 

Además de esto, la Semana Santa nazarena la cubre un gran dispositivo de Cuerpos de Seguridad que llevamos todo el mes trabajando, con unos horarios, para la mayor seguridad y discurrir de nuestras Hermandades en la calle. 

Policía Local, Policía Nacional, Protección Civil, Cruz Roja, Bomberos, la Delegación de Seguridad  y la Delegación de Cultura de nuestro Ayuntamiento, están haciendo un trabajo enorme, coordinando horarios para una mejor Semana Santa de nuestras Hermandades y del público en general. 

Una variación de horario, sería un desajuste en las tareas a desempeñar por estos Cuerpos, tales como cortes de calles, desvíos de tráfico, ubicación de ambulancias en sitios estratégicos, etc.

Tras dos años sin Semana Santa, ¿el mundo cofrade sale tocado o reforzado?

El mundo cofrade sale reforzado, con más ganas, ilusión y compromiso que nunca. Eso sí, los mayores de nuestras Hermandades si han recibido un varapalo enorme. Los jóvenes tienen mucha Semana Santa todavía por delante, pero ellos le han robado dos años de esas Semanas Santas que tenían contadas. Algunos que hacían Estaciones de Penitencia, ya no lo harán por problemas de salud. Y muchos de nuestros mayores que se han ido sin la oportunidad de ver de nuevo sus imágenes en la calle, después de estos dos años. Ha sido muy duro.

¿Qué nos puede contar de la carrera oficial? ¿Cuándo se comenzarán a montar las sillas?

Ya se ha montado la estructura y esta semana comienzan a montarse las maderas. Se ha retrasado un poco por la huelga de transportes.

¿Ya están definidos los horarios e itinerarios de las diferentes agrupaciones y hermandades?

Sí, queda perfilar en una Hermandad algo, pero todas lo tienen claro. Ya hemos hecho la reunión con el CECOP, con las Fuerzas de Seguridad y ya está todo.

La Semana Santa también es un revulsivo económico para la ciudad…

Por supuesto. Aparte de que las Hermandades hacen pública protestación de fe por las calles de Dos Hermanas es un revulsivo muy importante para diferentes gremios: hostelería, costureras, telas, flores, incienso, bandas… todo lo que conlleva una Semana Santa. 

Ahora mismo hay 10 Hermandades en Dos Hermanas que salen y hay cuatro agrupaciones que llevan mucho tiempo. A Dos Hermanas le hace falta más hermandades. Es un pueblo muy grande.

Tener más Hermandades no es sólo bueno para el Consejo y la Semana Santa. Es bueno para Dos Hermanas por lo que significa económicamente hablando y todo lo que conlleva.

¿Es la Semana Santa de Dos Hermanas una gran Semana Santa?

La Semana Santa, es una gran Semana Santa. Para mí es una de las mejores de Andalucía. Por el discurrir de sus Hermandades por las calles, sus iconografía, su saber estar, las excelentes bandas de nuestra ciudad, etc. Es una Semana Santa muy completa y espléndida. Eso sí, Dos Hermanas tiene un gran número de habitantes y creo que la nómina de Hermandades se le queda corta. Como he comentado antes, hay varias Agrupaciones Parroquiales que vienen pisando bastante fuerte, que pronto deberían ser Hermandades. Sabemos que esto es bueno no sólo para el mundo cofrade, es para todo el pueblo en general. Una Hermandad genera un revulsivo económico importante en todos los gremios.

¿Cómo vivirá esta Semana Santa?

Con mucha ilusión y con mucha incertidumbre porque después de dos años de pandemia ha hecho mella en todo. Parece que estamos empezando de nuevo. Pero con más ilusión si cabe que antes.

¿Ser el presidente del Consejo le hará vivir una Semana Santa más protocolaria en lugar de una Semana Santa como cofrade de a pie?

Ya estaba acostumbrado porque antes he sido secretario. Pero sí será diferente. Por las mañanas las visitas fraternales, después en el palquillo de toma de horas, recibir a personas invitadas. El Sábado Santo el Consejo asiste a la Estación de Penitencia de la Hermandad del Santo Entierro. Asistimos los cinco en representación de todas las Hermandades de Dos Hermanas, el último día, igual que también va la Corporación municipal.

Mi Semana Santa hasta ahora era más familiar, viéndolas en diferentes sitios donde más me gusta, en una esquina, en la presentación ante una Casa Hermandad, en casa de amigos que pasaba… ahora ya, todo eso hay que dejarlo un poco aparcado y atender a los horarios impuestos.

¿Cuál es su objetivo al frente del Consejo?

Aunar más aún sin cabe a las Hermandades y seguir ayudándolas en todo lo que nos compete y en todo lo que nos soliciten. Para eso hemos estado siempre. Seguir trabajando por las Hermandades.

¿De qué equipo se ha rodeado?

Lo que he hecho es rejuvenecer un poco el equipo. Nuevas incorporaciones con presencia de las Hermandades de Penitencia y Gloria y Sacramental. Con mucha experiencia. Gente experimentada.

¿Algún proyecto o proyectos en mente?

En la Carrera Oficial sí queremos hacer modificaciones que ya este año haremos algo. Retocar algunos sectores, tema de estructura de la Carrera Oficial, cambiar las maderas…

Bajo su punto de vista, ¿cuál es la línea fundamental que deben seguir las hermandades en la época actual?

La línea fundamental… nuestros principios. Porque las Hermandades son Iglesia. Seguir los cursos de formación a los hermanos y cofrades, ser practicantes… que no sólo vayan el Domingo de Ramos a la hermandad y no volver hasta el siguiente Domingo de Ramos. Crecer en la fe de la Iglesia y la fe en Dios. Avanzando en la fe y en la esperanza.

Francisco Alba les pide a los cofrades que disfruten de lo que viene, «que pasemos una gran Semana Santa, llena de respeto, de saber estar en las calles ante nuestros Titulares y siempre disfrutemos cumpliendo las normas establecidas por nuestras Autoridades Sanitarias» y se despide con «un saludo a todos, Paz y Bien».

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorOdisea de Alejandro Marín para entregar los medicamentos a Ucrania
Artículo siguienteLas nuevas medidas frente al COVID entran en vigor hoy